Viviendo en Narnia

Con este artículo me pasó algo particular, y seré breve para que sea el artículo el que hable por sí solo:

¿Por qué salir de un closet en el que nunca estuve? Es más ¿Por qué he de salir de uno, quién dijo?

La mayoría de las personas que me he topado en los últimos años me han preguntado una y otra vez cosas como que si mi familia sabe o si ya salí del closet… Perdón ¿Qué?¿Por qué?¿Para qué? no es como que uno ande gritando por la vida que le gustan las manzanas verdes y no las rojas. Podrá sonar absurdo, pero para mí esa pregunta es igual de absurda. La sociedad espera desde el mismo instante en que se entera que una persona no es heterosexual, que tiene que suceder un momento de revelación o confesión pero no tiene por que ser así, la gente no cambia por ser gay o lo que sea, es una mera cuestión de gustos como si se tratase de helado. a fin de cuentas, la esencia de una persona viene con muchos más matices, más sabores.

Mi orientación sexual no tiene por qué ser mi carta de presentación

 

Germán Izquierdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s