Las etapas de la sexualidad según Sigmund Freud

Misterioso y complejo es el hombre cuyas acciones tienen un fondo que debería ser analizado. Por ello, el interés de Sigmund Freud se centró en conocer más sobre el ser humano, en las etapas que experimenta y cómo se desarrolla en cada una de ellas.

La sexualidad es parte esencial de la vida de todos los seres humanos, pues desde que nacemos gozamos de ésta. Cómo se desarrolla depende, de acuerdo con Freud, de las experiencias vividas en distintas etapas, además de lo que hay en el inconsciente, aparentemente alejado del ser humano y poco visible pero de gran relevancia. De acuerdo con el padre del psicoanálisis, la sexualidad es un tema clave en la personalidad e influye de una manera u otra en las decisiones que tomamos día a día. 

Durante su vida realizó diversos ensayos sobre la teoría psicoanalítica y las fases de la evolución de la libido. Tres ensayos sobre la teoría sexual (1905) fue la primera edición en la que mostró el desarrollo de éste: la sexualidad infantil y la sexualidad puberal y adulta. Entre la primera y la segunda mostró un periodo de latencia, es decir un periodo en el que se detenía el desarrollo sexual.

Uno de los aportes más relevantes de Freud fue argumentar que el camino hacia una actitud sexual madura comenzaba desde la infancia y no en la pubertad como muchos creían. Para llegar a esta conclusión, Freud se dedicó a observar el comportamiento de los niños y analizar prácticas tan inocentes como podía ser chuparse un dedo, lo que en realidad está relacionado con la sexualidad. Más tarde, entre 1913 y 1923, introdujo una serie de estudios dentro de la etapa pregenital: oral, anal y fálica.

freud


Etapa oral

Esta es la primer etapa que distingue Freud. En ésta el placer se centra en la boca, por lo que es importante que el bebé experimente. Cuando esta en la etapa oral conoce el mundo a través de la boca, así es que puede conocer su entorno. Por eso es común que el niño se chupe el dedo o que todo lo que encuentre a su alrededor se lo lleve a la boca. Los padres que impiden que los bebés vivan esta etapa estarán perjudicando al niño y éste podrá tener algunos traumas más adelante por no haberlo vivido como era debido. Es también por eso que es importante que cuando se deja de dar pecho al niño se haga paulatinamente y no de un día a otro. Esto podría tener efectos posteriores negativos, pues se trata del primer placer del bebé. La relación con la madre también es muy importante, pues hay una relación entre comer y ser comido.

primera etapa freud


Etapa anal

Esta etapa se presenta entre el segundo y tercer año y es cuando toda la atención se centra en el control de los esfínteres. Así el niño encuentra placer al momento en el que defeca. De acuerdo con Freud, el niño se da cuenta que entrega una parte de su cuerpo cuando defeca. Es importante que esta etapa se viva en el momento justo. Que se le enseñe al niño con paciencia y sin demasiadas presiones. Si se maneja mal puede generar en un futuro problemas de estreñimiento y provocar algunas obsesiones. Se trata de una fase que Freud describe como actividad-pasividad; la primera también la conoce con el nombre de pulsión de dominio que es el deseo por apoderarse con fuerza del objeto. La segunda está más relacionada con la expulsión y retención de las heces, que se relacionan con el rechazo. De acuerdo con Freud, esta etapa es importante por la simbolización; en la edad adulta se verán algunos aspectos relacionados con el orden, avaricia o testarudez, dependiendo de cómo se haya pasado la etapa anal. 


Etapa fálica

Durante esta etapa el placer se centra en los genitales. Freud la exploró a detalle en 1923 en La organización genital infantil. Esta etapa ocurre entre los 3 y 5 años y es cuando los niños y niñas buscan diferenciarse entre sí y se dan cuenta de las diferencias. No sólo lo notan a través de la vestimenta, sino también entre los genitales. Es cuando surgen preguntas sobre por qué los niños tienen pene y las niñas no. Se vive una curiosidad que no debe ser reprimida. Las respuestas que se den a los niños son fundamentales en esta etapa para que no obstruyan otras capacidades de aprendizaje en general. Esta etapa se denomina fálica porque Freud hablaba de la relevancia del falo. Para él lo más relevante era el falo y no la vagina.

Etapa de latencia

Este periodo se encuentra entre la niñez y la adolescencia. Es una etapa relativa en la que se detiene la investigación sexual infantil. Se vive un periodo en el que, debido a la represión ya existente, se vive una especie de amnesia infantil. La sexualidad volverá a aparecer en la pubertad. 


Etapa genital

Esta etapa ocurre al momento en el que el cuerpo experimenta cambios físicos, por lo que los genitales son el interés central de los individuos. La pubertad es una etapa que muchos describen como difícil, pues hay muchos cambios tanto físicos como psíquicos que pueden ser invasivos. Durante muchos años el tema de los cambios en el cuerpo y de la sexualidad eran ignorados por los padres, a quienes les resultaba más fácil evitar el tema, sin embargo, en años más recientes se ha visto la importancia de mantener una discusión abierta con los jóvenes para que puedan aclarar dudas y así no tengan tramas en la vida adulta.

Tomado de : http://culturacolectiva.com/las-etapas-de-la-sexualidad-segun-sigmund-freud/#sthash.zD0CtqTk.dpuf

Natalia Isaza B.

Cod. 201224507

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s